EL MÉRITO, PRINCIPIO CONSTITUCIONAL

EL MÉRITO, PRINCIPIO CONSTITUCIONAL  PARA OCUPAR UN CARGO PÚBLICO EN CARRERA 

El mérito tiene fundamento en la  Constitución Política  que prevé que el aspirante a ocupar un cargo en la  administración pública debe acreditar los requisitos mínimos para  desempeñar el empleo y haber superado con éxito el concurso público, a través del cual se manifiestan las competencias  ocupacionales y las calidades del candidato.

La ley define el mérito como la  “demostración permanente de las  calidades académicas, la experiencia y las competencias requeridas  para el desempeño de los empleos”.

El objetivo primordial de éste  principio radica en la selección de los mejores aspirantes a ejercer los  cargos públicos y por ende asegurar la eficiencia y eficacia en la prestación del servicio de las entidades y organismos del Estado, es  decir, que el cumplimiento de los fines del estado estriba en la competencia con la cual los funcionarios de carrera, entre otros  cumplen las funciones y responsabilidades que les asigna la constitución y la ley.

Sobre este particular, la Corte Constitucional Colombiana se pronunció en los siguientes términos:

Se busca que la administración esté conformada por personas aptas desde los puntos de vista de capacitación profesional e idoneidad moral, para que la función que cumplan sea acorde con las finalidades perceptivas que el interés  general espera de los empleados que prestan sus servicios al Estado.

El elemento objetivo de la eficiencia es el determinante de la  estabilidad laboral, por cuanto es su principio de razón suficiente. No se trata de una permanencia en el cargo por razones ajenas a la  efectividad de los buenos resultados, ni el ingreso al empleo sin una  vinculación fundada en motivos diferentes a la capacidad. Igualmente,  el retiro se hará por hechos determinados legalmente, inspirados en  la realidad de la eficiencia laboral. En definitiva se protege el interés  general”. (Sentencia C – 037 del 5 de febrero de 1996).

La CNSC al referirse al principio del mérito expresó  “… el mérito se  constituye en el fundamento constitucional de los procesos de  selección para acceder al ejercicio de cargos públicos, de forma tal  que los requisitos y condiciones de acceso deben ser acreditados  previamente por los aspirantes además de superar según se requiera  por la convocatoria, pruebas y en ocasiones pruebas y cursos. Lo  anterior indica que todos los sistemas de carrera verifican requisitos y  competencias para el ejercicio del empleo antes de la respectiva  provisión de los mismos y por ende la vinculación al servicio del  Estado en cada uno de ellos se fundamenta en la aplicación de igual principio

 

El examen como único medio de verificación  del Mérito

La CNSC como único encargado de la verificación del mérito,  ha determinado que la única manera de verificarlo objetivamente  es mediante la presentación de exámenes  escritos donde se evalúan tanto las  competencias  ocupacionales como las calidades del candidato.

El conocimiento profundo y el entrenamiento riguroso  en los temas, sub-temas y modelo de preguntas, le dará una ventaja significativa  en la verificación del Mérito.

Independientemente, si toma o Nó, la decisión de tomar un curso  completo con el grupo GEARD,   estamos seguros que concordará con nosotros que el camino más seguro hacia la superación del examen, es la preparación.

Si quiere conocer nuestros cursos virtuales completos, visite nuestra página